El paisaje se construye desde adentro.

Aline Petterson

lunes, 23 de octubre de 2017

Náufragos


De este amor no quiero más abismo
Que el de tu alma
Así de bella y oscura
Así de intensa y sosegada
Así de mar

De este amor no quiero más profundidad
Que la del beso
El poema que se transcribe cada anoche
Y amanece como el calor
en nuestro cuerpo

De este amor no quiero más que abrir los ojos
Y sentir la arena en mi piel
Aún húmeda, llena de algas

Y de ti

martes, 26 de septiembre de 2017

Días y aprendizajes



¿Qué aprendemos del abismo? Aprendemos a planear, a mirar en lo profundo, a aceptar todas las preguntas, a no esperar respuestas. Aprendemos que el amor es silvestre, de alas extendidas que baten contra el viento. Aprendemos que el abismo somos nosotros.

lunes, 25 de septiembre de 2017



Esta tarde salí a caminar por el sendero que bordea el lago, dejé la cámara porque quería ir ligera, aunque al mirar la tarde por la ventana imaginé unas fotografías preciosas. No me equivoqué. 

Estoy segura de que las imágenes más hermosas que hemos visto alguna vez en nuestra vida no están fotografiadas. Y así, vi un atardecer acuoso, sin horizonte, el cielo se mezcló con el agua como en aquel tiempo antes de la creación que narra el génesis. Vi los rayos del sol filtrándose entre las ramas de un sauce sobre la calle y ese juego de luces de sombras que simplemente te deja sin aliento. También vi a una mujer sumergirse en el lago, jugar con el agua, el placer reflejado en su rostro en una sonrisa amplia e inocente. Momentos bellos que se quedan en la fugacidad del instante.

Al igual que con las imágenes, existen versos que no pertenecen a un libro o a una hoja, es esa que se queda en el aroma de los pinos, robles y cedros. Es la que sigue la línea abrupta de las rocas y se disuelve en el lago. Es la que cae con la hoja sobre el césped, se esconde en los recovecos de los troncos con las ardillas y despide la tarde con el canto melancólico de los pájaros. Esos versos pertenecen a la eternidad, nos besan los ojos, nos hablan a escondidas, cuando la mirada está atenta y la piel dispuesta a desnudar nuestro corazón.

martes, 5 de septiembre de 2017

Ganar





Reflexiones de primavera...

Es el primer brote en la rama, húmeda por la llovizna, con reflejos dorados del amanecer. Son las mosquitas que se estrellan en mi rostro mientras camino junto a lago, es una marmota entretenida con el pasto.  En mi vientre la luna termina su recorrido, mi rostro lleva las huellas de cada viaje, como un recuerdo de este continuo renacer. Así cómo nací ayer, también he nacido hoy y volveré a nacer mañana. Eso es vivir. Entender el aprendizaje de todos los caminos, encontrar en los símbolos cotidianos el mensaje escondido, eso es ganar. Cuando me admiro de la belleza del instante, comprendo lo pequeña que soy, cuando descubro mi enojo por lo que considero está mal, comprendo lo poco que se. Cuando las lágrimas inundan mi voz, el silencio es mi mejor aliado. Cuando el desánimo me encuentra yo regreso de nuevo a su Amor, entonces vuelvo a ganar, vuelvo a sentir la fuerza en mi alma y recobro la voz.

domingo, 28 de mayo de 2017

De palabras que no deberían de existir



Tiene ojos azules, su sonrisa es franca, alegre, a veces contrasta con una tristeza fugaz en su mirada. Ella es una mujer decidida, con ganas de seguir aprendiendo después de haber parido y crecido tres hijos que ahora viven en diferentes lugares, lejos de ella, gracias a una guerra imposible de definir y por la que hemos coincidido en un país que ahora es nuestro hogar, aunque ambas llegamos por diferentes motivos. 

Somos compañeras en clase de inglés, ella habla mejor que yo, aunque yo leo y escribo mejor que ella. Hoy, durante la hora del almuerzo, me platico sobre lo difícil que ha sido para ella adaptarse a este nuevo estilo de vida, vive sola con su esposo y extraña mucho a sus hijos. En su país vivía con ellos, ahí se acostumbra las familias grandes en una misma casa, donde la repartición de deberes y el convivio es el pan de cada día.   

En muchas ocasiones me he proclamado dichosa en mi espacio y mi soledad, sin el amontonamiento de la familia. Sin embargo, vivir lejos de tu país te hace ver desde otra perspectiva las cosas y aunque sigo defendiendo mi espacio, ahora valoro más el calor de la familia. Comprendo lo que ella siente, el dolor de perder esa unidad, el choque con otra cultura y costumbres. Por eso pienso que la guerra es la peor faceta del ser humano, es una palabra que no debería de existir. Tal vez un día, tal vez en otro mundo, mientras tanto en este, se seguirán acumulando miradas tristes.

viernes, 26 de mayo de 2017



No es no, y hay una sola manera de decirlo.
No.
Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.
No, se dice de una sola manera.
Es corto, rápido, monocorde, sobrio y escueto.
No.
Se dice una sola vez,
No.
Con la misma entonación,
No.
Como un disco rayado,
No.
Un No que necesita de una larga caminata o
una reflexión en el jardín no es No.
Un No que necesita de explicaciones y justificaciones,
no es No.
No, tiene la brevedad de un segundo.
Es un No, para el otro porque ya lo fue para uno mismo.
No es No, aquí y muy lejos de aquí.
No, no me deja puertas abiertas ni entrampa con esperanzas,
ni puede dejar de ser No, aunque el otro y el mundo
se pongan patas arriba.
No, es el último acto de dignidad.
No, es el fin de un libro, sin más capítulos ni segundas partes.
No, no se dice por carta, ni se dice con silencios,
ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha,
ni mirando hacia otro lado, ni con símbolos devueltos;
ni con pena y menos aún con satisfacción.
No es No, porque no.
Cuando el No es No, se mirará a los ojos y el No se descolgará
naturalmente de los labios.
La voz del No, no es trémula, ni vacilante, ni agresiva y no deja duda alguna.
Ese No, no es una negación del pasado, es una corrección del futuro.
Y sólo quien sabe decir No puede decir Sí.

Hugo Finkelstein

jueves, 25 de mayo de 2017

Todos hablan de libertad

Y para tener libertad, no libertad de expresión, lo que hay que tener es libertad de pensamiento, porque si usted no tiene libertad de pensamiento, da igual que hable o diga lo que quiera.
José Luis Sampedro

En la época de la posverdad, del ensimismamiento y el hedonismo, uno de los temas favoritos es la libertad. Creemos conocerla y batimos la bandera de nuestra independencia, cuando lo cierto es que estamos lejos de hacerlo. Muchas veces me he preguntado ¿Qué es la libertad? ¿Para qué sirve? Para mi cuestionarse algo aparentemente simple va más allá de cualquier certeza o ideología, es entender los cambios en nuestra sociedad, los problemas que nos aquejan y cómo contribuir para mejorar nuestra situación.


Con el boom de la TV online y sin televisión en casa, me volví asidua a las series. Una tarde, para descansar un poco de las redes sociales, inicié un capítulo de Black Mirror el tema fue precisamente sobre redes sociales, de título "caída en picada", es acerca de un futuro en el cual, la calidad de vida depende de la popularidad de las personas. En una red social similar a Instagram, las personas son calificadas con base a lo que publicas ahí, esto puede ayudar a incrementar tu nivel de popularidad o no. Lacie, la protagonista de esta historia, en su esmero por conseguir un puntaje que le permita acceder un mejor estilo de vida, se ve enredada en una serie de conflictos que causan el efecto contrario, una caída abrupta y sorprenderte de su puntaje, dejando a nuestra antiheroína convertida en una persona desagradable e impopular. La historia termina con una catarsis conmovedora y la sensación de que no estamos muy lejos de esa ficción, lo que es peor, hemos incrementado el poder de otra forma de esclavitud: la opinión pública.

Nuestra vida siempre ha girado en torno a la aprobación de los demás, las redes sociales lo han acentuado en la última década, esto al final genera más vacío y sensación de infelicidad. No nos damos cuenta de que tanto dependemos de las opiniones externas sobre lo que debemos lograr o conseguir para ser feliz, porque ese es el camino que debes seguir. La ironía es que todos hablamos de libertad sin comprender que la libertad se expresa en nosotros cuando dejamos de depender de algo externo para tomar decisiones y vivir.

La libertad es un estado de plena conciencia del ser humano que le permite decidir y ser responsable por sus decisiones y conducta. La libertad posibilita al hombre elegir entre el bien y el mal y hacerse cargo de las consecuencias de su elección. Esa libertad de pensamiento es lo que llamamos libre albedrío.

En un sentido espiritual, Anthony de Mello dice: trata de comprender la verdadera naturaleza de los sentimientos mundanos, es decir, los sentimientos de autobombo y vanagloria, que no son naturales, sino que han sido inventados por tu sociedad y tu cultura para hacer que seas productivo y poder controlarte. Dichos sentimientos no proporcionan el sustento y la felicidad que se producen cuando contemplas la naturaleza o disfrutas de la compañía de un amigo o de tu propio trabajo, sino que han sido ideados para producir ilusiones, emoción… y vacío.

Ahora mismo alrededor del mundo se está violando la libertad de muchas personas en diferentes formas: guerras, homicidios, atentados, secuestros, por mencionar algunos. Entender el significado de la palabra libertad y el uso que damos de ella, es dar un paso para que se exprese en todos los aspectos de nuestra vida y así, un día, en la del mundo entero.


miércoles, 24 de mayo de 2017

Un charla por la vida

Todos los caminos conducen a Roma, suelo usar esta frase a menudo cuando reflexiono sobre mis inquietudes, que es como mi frase mágica para regresar a mi misma. Es en esa misma esencia el mensaje que nos trae Ruben Albarrán:  


Todas las luchas son la misma lucha para vivir.


Por la vida

martes, 23 de mayo de 2017

Desde nuestro jardín interior




Cuando se alcanza el verdadero conocimiento, entonces la voluntad se hace sincera; cuando la voluntad es sincera, entonces se corrige el corazón [...]; cuando se corrige el corazón, entonces se cultiva la vida personal; cuando se cultiva la vida personal, entonces se regula la vida familiar; cuando se regula la vida familiar, entonces la vida nacional tiene orden; y cuando la vida nacional tiene orden, entonces hay paz en este mundo. Desde el emperador hasta los hombres comunes, todos deben considerar el cultivo de la vida personal como la raíz o fundamento.


Confucio

domingo, 23 de abril de 2017

Expresiones de una vida



“When you look at an old Inuksuk, you are seeing more than just a stack of stones. You are seeing the thoughts of another person left upon the land.”

Norman Hallendy

Cuando llegué a Kingston en diversas ocasiones encontré a la orilla del lago montículos de piedra de diferentes formas, me llamó la atención pues en otras ocasiones había observado fortografías en la red de montículos similares. Después supe que es un símbolo importante en la cultura Inuit.

Estos montículos conocidos como Inuksuk, símbolizan la calidez humana de los pueblos de las tierras frías del Norte. Históricamente eran creados por diferentes pueblos del Ártico de Norteamérica con diferentes objetivos, como la navegación, puntos de referencia para rutas de caza o pesca y lugares de culto. 

Con el tiempo, el Inuksuk también se ha convertido en un símbolo espiritual de esperanza y de amistad, una expresión de la capacidad del ser humano para convivir en armonía y alcanzar objetivos comunes en un grupo social.

Son un bello mensaje, una inspiración y motivo para seguir trabajando desde adentro.

sábado, 22 de abril de 2017

Un mundo con muchos mundos



 "Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo". 

Evelyn Beatrice Hall


Vivimos en un mundo con una variedad de especies de plantas, árboles, animales, suelos, climas,  un mundo con muchos mundos, en el cual la diversidad es una característica de la naturaleza y por lo tanto del ser humano. No solo se expresa en nuestro aspecto físico, pues no existe ninguna persona exactamente igual a otra, sino en nuestras culturas, tradiciones y creencias. 

El hombre antes de un ser social es un individuo, con pensamientos propios y decisiones, que influenciadas o no, también son propias. Sin embargo, tenemos esa tendencia de querer homogeneizarlo todo, como si la diversidad fuera algo malo o peligroso, como cuando aplastamos un insecto que se atraviesa en nuestro camino porque tenemos miedo a que nos pique. Una acción que tal vez esté influenciada porque el otro con sus características partículares y diferentes, es un reflejo de un temor ancestral, lo desconocido.

En nuestra sociedad ese temor adquiere distintos rostros, uno de ellos es la intolerancia. Una intolerancia al color de nuestra piel, a la ropa que usamos o el apellido que llevamos, intolerancia a nuestras creencias, intolerancia a la diversidad.

En un planeta donde la diversidad es sinonimo de vida, el problema con el cual nos enfrentamos los seres humanos no son nuestras diferencias o nuestras creencias, es que no respetamos esas diferencias. Olvidamos el derecho que tenemos como individuos a ser diferentes y creer lo que es mejor para nosotros. Olvidamos respetar el derecho del otro y en ese olvido somos víctimas de quien se escuda tras una fe y con ansías de poder mata lo mejor que tenemos en este planeta: la diversidad. 


miércoles, 12 de abril de 2017

jueves, 6 de abril de 2017

Infinitos

 




Somos una semilla,
un latido en la oscuridad de la noche.
Somos una caricia,
una llovizna sobre flores abiertas.




domingo, 19 de marzo de 2017

Haikus para proteger las selvas



Que los versos sean conjuros...

Canción alegre
Llega con la aurora
¡Selva despierta!

De tus senderos
Las caricias del viento
Recorren mi piel.

En los árboles
vigilan nuestros pasos 
¡Gritan los monos!

Huyen las aves
Tras un rugido feroz
¡Viene el Balam!

Luces nocturnas
son los ojos del búho
Surgen del tronco.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Isis




Tus ojos, amanecer sobre senderos silvestres 
Aura que desde los bosques llegas 
A los tejados de barro. 
Tus ojos seducen los días  
Como el vuelo abierto y apacible del halcón.  
Son luciérnagas,  
Mariposas de alas transparentes sobre la pradera. 

Las estaciones vagan sin precisión por tu piel 
Y en tu cabello crecen versos nocturnos, 
Como agua nutren tus memorias,  
Saben a cacao, a la selva del sur, a los cafetales del itsmo. 
Acarician el deseo de tu amado,  
Se deslizan en eterna candencia sobre tus hombros. 

Eres reina y dueña del sabor en tus labios,  
En la humedad de tu lengua, dulce savia. 
Tu boca es canto, decreto de ilusiones en la bóveda nocturna,  
Amuleto. 
Tu boca es nido de verdad y creación. 

En tus mejillas el color emerge intenso, apasionado 
Es la luz del amor sobre tu piel,  
Un verano sosegado de brisa jubilosa  
Un otoño de vientos tempestuosos. 

Vaga la mirada ansiosa sobre tu pecho,  
Alimento furtivo de fuego. 
Fulgor de los dientes presurosos y anhelantes,
Son tus pezones la cúspide donde las manos  
De tu amado hacen del amor un idilio 
Y tu vientre el origen, espasmos venturosos.  
En él la creación tiende su eternidad.  

En tus caderas el infinito 
Es la espesura de la selva interrumpida por  
El movimiento instintivo del felino, 
Es la fuerza del mar arrojándose sobre la arena. 
Tus piernas se yerguen como viejos robles 
Sabias, conocen el camino que tus pies descalzos han de elegir 
Esos pies de raíces profundas y ligeros; 
Libélula sobre humedales y manglares 
En busca del manantial.

domingo, 5 de marzo de 2017

No te detengas

Un dia llegamos al punto de no retorno, es amplio, llano, como una pradera verde y humedecida por la llovizna. Antes no reparaba en el verano, ni en aquellos primeros días de lluvia, ahora me recuerda a esa sonrisa que encontré buscando entre todos los rostros de este mundo.

Así es el punto de no retorno, no me detengo. Pienso en las palabras de Gustavo y su voz adormecida, no me detengo. Hoy amanecí con el mismo sueño de hace un par de décadas, sigo siendo esa chica de cabello suelto y mirada melancólica. No me detengo, por él, porque también es su lucha, no me detengo, por mi, porque amo, no me detengo, por ti, porque no necesito motivos para hacerlo.


lunes, 27 de febrero de 2017

Credo



CREDO 

En la serenidad del alba  
encuentro un aliento  
viene desde el mar 
a través de gorgojeos y voces diurnas, 
como una invitación. 

Las tragedias desaparecen si abres la mano 
y dejas que el viento acaricie tus palmas, 
algo dejas ir, algo llega. 
La vida tiene apariencia de ave viajando al sur, 
de árbol perenne erguido en medio del huracán. 
de río sin cauce. 

Esa levedad infinita donde la urgencia no tiene cabida 
porque es símbolo del temor; 
se esparce como plaga sobre la faz,  
marchita todo. 

A veces, es el viento con un impulso de libertad 
y en su caricia algo moldea: 
una mirada,  
un paisaje, 
un sueño. 

domingo, 5 de febrero de 2017

Encuentros




Me parece encontrarme en un bosque oscuro, donde las formas alucinantes de los árboles, el plumaje y los gritos de los pájaros entretienen con su brillante mascarada, mientras que abajo se escucha el rugido del león, el galope del bisonte y el paso felino de jaguar.

Witold Grombrowicz 

miércoles, 25 de enero de 2017

Corderos




Una verdad
Como hoja de papel 
a la intemperie
frágil
Ante el silencio recito:
Mis pasos no serán eternos
Solo soy este instante
Libre, después de todo
De esos argumentos inútiles
De la sangre
Aunque en las manos llevamos
La de los inocentes
Los verdaderos
Los que perdieron la sonrisa
Los que ajenos a nuestra ideología de circo
Mueren

¿Escuchas mi voz?
Algunas noches cuando
La oscuridad es intensa
Un rayo de luz es tu nombre
¿Quiénes somos?
¿Qué significado tiene nuestro andar?

El temor ya no es la sombra de lo que fue ayer
¿Qué nos queda cuando perdemos las esperanzas?
Cuando miras ese vacío 
En la palma de tus manos
Dispuestas a dar calor
Un
Te amo
A cambio de nada

Mañana no quedará ni el eco
De lo que ahora soy
Aunque tal vez, en tus ojos
En tu voz
En lo que de tus manos surja,
Hallarás un vestigio
De mi sonrisa.

lunes, 23 de enero de 2017

Texturas




Barro 

Del polvo naces cuerpo inerte 
con todas las estaciones en la piel, 
ese templo sagrado al cual transgredes. 
Del polvo eres, sinónimo del viento 
del agua donde se diluyen tus formas, 
transito impertérrito 
estrella en el firmamento,  
el origen y también el fin. 
Moldeas tu esencia con el canto del tiempo, 
perteneces a las manos del amor. 

Agua 

Voy a borrar el recuerdo de la sequía, 
la noche se enciende en mis ojos 
vuelvo a ser la gota sobre el manantial 
para poder estar en ti 

Regreso, con este paso esquivo 
al margen de tu recuerdo 
ajena a los a caminos donde te pierdes 
habito en tus labios como esa humedad apenas perceptible. 

Entonces llega la estación de los sueños líquidos 
me encuentro con tu mirada abierta, tu andar descuidado, 
somos dos extraños, el espejismo sobre el mar 
plácido, sereno de una tarde sin lluvia. 

Volveré a ser tuya cuando dejes que el agua 
recorra tu piel y lave las sílabas 
donde escondes mi beso. 


Piel 

Es la superficie inmune a los segundos, 
etérea también 
como pluma de ave fénix 
renaces 
sendero de flores abiertas al océano y su oleaje. 
sigo con mis ojos el camino del éxtasis 
no hay espacio donde mis versos no quepan 
y mis labios encuentren las palabras que definen nuestro deseo. 
Desnuda en tu mano mis argumentos, 
escríbeme los abismos entre las piernas 
ata, anuda y posee el gemido.