El paisaje se construye desde adentro.

Aline Petterson

jueves, 25 de mayo de 2017

Todos hablan de libertad

 
En la época de la posverdad, del ensimismamiento y el hedonismo, uno de los temas favoritos es la libertad. Creemos conocerla y batimos la bandera de nuestra independencia, cuando lo cierto es que estamos lejos de hacerlo. Muchas veces me he preguntado ¿Qué es la libertad? ¿Para qué sirve? Sobre todo, ¿Porque es importante entender lo que implica? Para mi cuestionarse algo aparentemente simple va más allá de cualquier certeza o ideología, es entender los cambios en nuestra sociedad, los problemas que nos aquejan y las posibles soluciones.

José Luis Sampedro, menciona que "estamos vivos para vivir, para hacernos, para realizarnos, para dar de cada uno de nosotros todo lo que puede dar, porque así tendrá todo lo que pueda recibir. Pero para que esto empiece hace falta libertad. Y para tener libertad, no libertad de expresión, lo que hay que tener es libertad de pensamiento, porque si usted no tiene libertad de pensamiento, da igual que hable o diga lo que quiera."

Con el boom de la TV online y sin televisión en casa, me volví asidua a las series. Una tarde, para descansar un poco de las redes sociales, inicié un capítulo de Black Mirror el tema fue precisamente sobre redes sociales, de título "caída en picada", es acerca de un futuro en el cual, la calidad de vida depende de la popularidad de las personas. En una red social similar a Instagram, las personas son calificadas con base a lo que publicas ahí, esto puede ayudar a incrementar tu nivel de popularidad o no. Lacie, la protagonista de esta historia, en su esmero por conseguir un puntaje que le permita acceder un mejor estilo de vida, se ve enredada en una serie de conflictos que causan el efecto contrario, una caída abrupta y sorprenderte de su puntaje, dejando a nuestra antiheroína convertida en una persona desagradable e impopular. La historia termina con una catarsis conmovedora y la sensación de que no estamos muy lejos de esa ficción, lo que es peor, hemos incrementado el poder de otra forma de esclavitud: la opinión pública.

Nuestra vida siempre ha girado en torno a la aprobación de los demás, las redes sociales lo han acentuado en la última década, esto al final genera más vacío y sensación de infelicidad. No nos damos cuenta de que nuestra vida gira entorno a lo que el otro opina, a lo que creemos que debemos lograr o conseguir para ser feliz, porque un grupo de personas asegura ese es el camino que debes seguir. Esa es nuestra vida ahora, la ironía es que todos hablamos de libertad sin comprender que la libertad se expresa en nosotros cuando dejamos de depender de algo externo para tomar decisiones y vivir.

La libertad es un estado de plena conciencia del ser humano que le permite decidir y ser responsable por sus decisiones y conducta. La libertad posibilita al hombre elegir entre el bien y el mal y hacerse cargo de las consecuencias de su elección. Esa libertad de pensamiento es lo que llamamos libre albedrío.

En un sentido espiritual, Anthony de Mello dice: "...trata de comprender la verdadera naturaleza de los sentimientos mundanos, es decir, los sentimientos de autobombo y vanagloria, que no son naturales, sino que han sido inventados por tu sociedad y tu cultura para hacer que seas productivo y poder controlarte. Dichos sentimientos no proporcionan el sustento y la felicidad que se producen cuando contemplas la naturaleza o disfrutas de la compañía de un amigo o de tu propio trabajo, sino que han sido ideados para producir ilusiones, emoción… y vacío."

Ahora mismo alrededor del mundo se están violando las libertades de muchas personas en diferentes maneras: guerras, homicidios, atentados, secuestros, por mencionar algunos. Entender lo que realmente significa libertad es dar un paso para que se exprese en todos los aspectos de nuestra vida y así, un día, en la del mundo entero.

Parábola de la vida
Un autobús cargado de turistas atraviesa una hermosísima región llena de lagos, montañas, ríos y praderas. Pero las cortinas del autobús están echadas, y los turistas, que no tienen la menor idea de lo que hay al otro lado de las ventanillas, se pasan el viaje discutiendo sobre quién debe ocupar el mejor asiento del autobús, a quién hay que aplaudir, quién es más digno de consideración… Y así siguen hasta el final del viaje.
(Del libro “Una llamada al Amor” de Antony de Mello.)

miércoles, 24 de mayo de 2017

Un charla por la vida

Todos los caminos conducen a Roma, suelo usar esta frase a menudo cuando reflexiono sobre mis inquietudes, que es como mi frase mágica para regresar a mi misma. Es en esa misma esencia el mensaje que nos trae Ruben Albarrán:  


Todas las luchas son la misma lucha para vivir.


Por la vida

martes, 23 de mayo de 2017

Desde nuestro jardín interior




Cuando se alcanza el verdadero conocimiento, entonces la voluntad se hace sincera; cuando la voluntad es sincera, entonces se corrige el corazón [...]; cuando se corrige el corazón, entonces se cultiva la vida personal; cuando se cultiva la vida personal, entonces se regula la vida familiar; cuando se regula la vida familiar, entonces la vida nacional tiene orden; y cuando la vida nacional tiene orden, entonces hay paz en este mundo. Desde el emperador hasta los hombres comunes, todos deben considerar el cultivo de la vida personal como la raíz o fundamento.


Confucio

domingo, 23 de abril de 2017

Expresiones de una vida



“When you look at an old Inuksuk, you are seeing more than just a stack of stones. You are seeing the thoughts of another person left upon the land.”

Norman Hallendy

Cuando llegué a Kingston en diversas ocasiones encontré a la orilla del lago montículos de piedra de diferentes formas, me llamó la atención pues en otras ocasiones había observado fortografías en la red de montículos similares. Después supe que es un símbolo importante en la cultura Inuit.

Estos montículos conocidos como Inuksuk, símbolizan la calidez humana de los pueblos de las tierras frías del Norte. Históricamente eran creados por diferentes pueblos del Ártico de Norteamérica con diferentes objetivos, como la navegación, puntos de referencia para rutas de caza o pesca y lugares de culto. 

Con el tiempo, el Inuksuk también se ha convertido en un símbolo espiritual de esperanza y de amistad, una expresión de la capacidad del ser humano para convivir en armonía y alcanzar objetivos comunes en un grupo social.

Son un bello mensaje, una inspiración y motivo para seguir trabajando desde adentro.

sábado, 22 de abril de 2017

Un mundo con muchos mundos



 "Estoy en desacuerdo con lo que dices, pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo". 

Evelyn Beatrice Hall


Vivimos en un mundo con una variedad de especies de plantas, árboles, animales, suelos, climas,  un mundo con muchos mundos, en el cual la diversidad es una característica de la naturaleza y por lo tanto del ser humano. No solo se expresa en nuestro aspecto físico, pues no existe ninguna persona exactamente igual a otra, sino en nuestras culturas, tradiciones y creencias. 

El hombre antes de un ser social es un individuo, con pensamientos propios y decisiones, que influenciadas o no, también son propias. Sin embargo, tenemos esa tendencia de querer homogeneizarlo todo, como si la diversidad fuera algo malo o peligroso, como cuando aplastamos un insecto que se atraviesa en nuestro camino porque tenemos miedo a que nos pique. Una acción que tal vez esté influenciada porque el otro con sus características partículares y diferentes, es un reflejo de un temor ancestral, lo desconocido.

En nuestra sociedad ese temor adquiere distintos rostros, uno de ellos es la intolerancia. Una intolerancia al color de nuestra piel, a la ropa que usamos o el apellido que llevamos, intolerancia a nuestras creencias, intolerancia a la diversidad.

En un planeta donde la diversidad es sinonimo de vida, el problema con el cual nos enfrentamos los seres humanos no son nuestras diferencias o nuestras creencias, es que no respetamos esas diferencias. Olvidamos el derecho que tenemos como individuos a ser diferentes y creer lo que es mejor para nosotros. Olvidamos respetar el derecho del otro y en ese olvido somos víctimas de quien se escuda tras una fe y con ansías de poder mata lo mejor que tenemos en este planeta: la diversidad. 


miércoles, 12 de abril de 2017

jueves, 6 de abril de 2017

Infinitos

 




Somos una semilla,
un latido en la oscuridad de la noche.
Somos una caricia,
una llovizna sobre flores abiertas.